Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Ocaso



En el ocaso, 
el sol ruboriza y se sonroja
ante la belleza de tu encanto
por ello
tímido y tremebundo
se esconde tras el velo de la tarde
para espiarte desde lejos
y soñar con tu ternura...

¡Ah sol cobarde!

Buahajajajajajajajajajajaja

miércoles, 9 de noviembre de 2011

El Rey de Bellezo



En el Reino del tropiezo 
una dama embelesada 
se descubre enamorada 
de su Rey...rey de bellezo. 

Bajo un árbol de cerezo 
ella espera entusiasmada 
por la súbita llegada 
de su Rey...rey de bellezo.

Tiene ajuar ya preparado 
pues la dama ha consagrado 
toda su alma a su Señor.

Y él, ignaro del amor 
que profesa la damita 
(como hiciera el Topo Gigio )
él se va...A LA CAMITA.......






miércoles, 2 de noviembre de 2011

El Estudiante



Paseando por las páginas de historia y geografía
descubro en tu silencio que nunca fuiste mía,
y busco tu mirada en esta biblioteca
y esquivas el tañer de mi pestaña herida.

Pero princesa linda, por qué te me escabulles...
¿tan feo te parezco? ¿soy todo un Cuasimodo?
¿No tengo las maneras de un tipo refinado?
¿Qué quieres que acompase para bailar mi danza?

Paseando por los libros descubres mi agonía
y arisca te me alejas matando mi valía...
Pero si te fijaras, verías que soy gente
y...¿sabes qué?
me miras o me busco a otra más clemente

TOMA TU CARAMELO PUES...
Buahajajajajajajajajajaja




martes, 1 de noviembre de 2011

Caída libre



Picada
sin paracaídas
sin frenos
sin parachoques
sin huesos 
y sin dientes...




domingo, 5 de junio de 2011

Palabra de mujer (Humor Feminista):



Una cosa es lo que quiere el ojo
y otra cosa es lo que quiere la pepa;
y es que:

El ojo lo quiere grande,
la pepa lo quiere chiquito
y por eso es que nosotras
lo queremos medianito.

(Mujeres al poder)




martes, 31 de mayo de 2011

Chiste malo


La Luna se tragó
de un solo bocado
la luz de tus ojos
dejando mi alma a oscuras...

Menos mal pero
¡que ya inventaron la bombilla!

Madre e Hijo:



¿Qué es lo que saca diamantes del carbón?
El calor y la tensión
¿Qué forja el acero desde el hierro y el carbón?
El calor y la tensión
¿Y qué acrisola al hombre desde niño bravucón?

-Mamá, si me horneas me enfurezco-

martes, 25 de enero de 2011

El dístico de la promesa



Un dístico me obsesiona
de los pies a la cabeza:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

¿Quién traería estos versos
a mi memoria incompleta?
¿De dónde venían las voces
que evocaban al poeta?

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Tendré que buscar certeza
en esta tremenda angustia
avigorar todos mis pasos
y refrescarme el alma mustia.

Preguntaré a los vecinos
el significado ignaro
del dístico escurridizo
parco, etéreo, vago, avaro:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Si nada pueden decirme
de este dilema inquietante
recurriré a las iglesias
cual vagabundo viandante..

Entre la hostia y sermón
preguntaré a sacerdotes
acerca de los azotes
de la Santa Inquisición.

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Si nada pueden decirme
si nada saben contarme
entre los himnos y hosanas
colgaré todas las ganas
de preguntar algo más.

Preguntaré a los veleros,
galeones y bergantines
y alcanzaré los confines
de nuestra lujosa Tierra.

Detendré la triste guerra
y el horizonte sereno
disolverá el veneno
que sembraran las querellas
y hasta al cielo y sus estrellas
ascenderé como un manto
derritiéndole el amianto
a crisoles venideros;
y ya no serán postreros
los lamentos que me aquejan
y me cantan y aconsejan:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Quién podrá darle respuesta
a tanto dolor reprimido
me quedaré tan dormido
-con dos parches en mis ojos-
que recogiéndome de hinojos
tomaré una larga siesta
disolviendo los abrojos
que causara la propuesta:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Y en mis sueños resabiados
hallaré sabias personas
-¿hechiceros y santonas?-
que darán por terminados
los problemas que me causa
-sin darme ni paz ni pausa-
este dístico pasado
¿de un recuerdo enamorado?:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-