Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

jueves, 12 de junio de 2008

Mi libreta (metapoesía cómica)

Siempre la llevo en mi bolsillo
cuadradita
azulita
con resorte
que retiene las hojitas.

Siempre llevo mi libreta
porque el verso, cuando llega
sin aviso y sin protesta
me acorrala donde sea
y si dejo mi libreta
pues el verso se me olvida,
me abandona y se retira
se retira para siempre.

Nunca dejes tu libreta,
llévala siempre contigo,
para el banco, para el bar
para el metro o la mansión
el trabajo, la estación,
el dentista y el doctor
y hasta para la poceta
que si no se te ocurren versos
pues para algo servirá...


Nota: en Caracas, se le llama poceta al Water Close

Ella es muy bonita

Ella es muy bonita,
preciosa más bien
y es tan cariñosa
que evoca al edén.

Me lame la cara,
me lame los brazos,
restriega su cuerpo
en suave vaivén
y así me acaricia
todito mi ser,
la muy descarada,
alegre, jocosa,
fluvial, deliciosa,
linda y apreciada.

Se acuesta en mi pecho
mirándome fijo,
me guiña los ojos
oliendo mi piel,
y cuando camina
mueve su trasero
como una modelo:
la muy condenada
lo hace tan bien.

Por eso la quiero,
la abrazo, acaricio,
la mezo en mis brazos,
negrita, mimada
y algo migrada:
mi gata Pelusa,
es hermosa es muy fiel.


Los engañé hasta el final ¿no?, jeje

martes, 10 de junio de 2008

Mis tres mujeres.

-¡Crucifícame!-
dijo en su llanto el poeta
a su amada dulcinea
para que usted vea
ella ni caso le hizo...

Así es como nos empalan
las mujeres al altar
y de tanto caminar
terminamos tan cansados
tan jodidos
marginados
y dolidos
que ya no podemos ni pensar.

Crucifícame
de una vez:
Soledad indolente
junto a Ausencia
la muy ingrata
me han cortado la sonata
y toda la inspiración.

Y Manola ya se apresta
a exigir el maratón
que me seque toda sangre
con razón o sin razón.

Perdón les pido poetas
por esta intromisión
que busca matarlos de risa
y aliviar su procesión...